Si tu me dices ven…

Y vinieron, un autobús entero, lleno de jugadoras de varias categorías para animar a sus hermanas juveniles en un partido vital en Málaga.

En un esfuerzo titánico de organización, técnicos y delegados «conspiraron» durante una semana para preparar la sorpresa para nuestras juveniles.

Agradecemos a los equipos de Ierenna y Solúcar y a los árbitros que ayudaron cambiando horarios de sus partidos para que las nuestras pudieran acabar con suficiente antelación para llegar en bus a Málaga para el partido entre Málaga Norte y Surjet M5 de División de Honor Juvenil.

Fue emocionante ver entrar una fila de niñas cantando «soy quinteño» mientras las juveniles se batían el cobre en un encuentro de altísimo nivel. Tan alto que entre el público se oyeron después comentarios alabando un juego que nada tenía que envidiarle al choque europeo que se disputó a continuación en el pabellón de Alhaurín.

Una jornada para el recuerdo que quedará en el emocionario de unas jugadoras que están creciendo no sólo físicamente y que sienten cada día la pertenencia a un grupo humano maravilloso.

Somos quinteños, somos familia, somos balonmano, valores, ¡por ellos luchamos!